what is unbounce
CATEGORÍAS

Cómo formular una buena hipótesis del test A/B (y por qué es crucial)

Cómo formular una buena hipótesis del test A/B

Cuanto más específico y estratégico sea un test A/B, más posibilidades tendrás de afectar positivamente a las conversiones.

Una hipótesis sólida te mantendrá en el camino correcto y, además de aportar información sobre qué es lo que está fallando en tu página, también mejora la efectividad de la misma.

En este artículo te enseñaré un método sencillo y rápido para formular una buena hipótesis del test A/B.

Pero empecemos por saber qué es una hipótesis del test.

¿Qué es una hipótesis de un test A/B?

Esta es la definición de hipótesis según el diccionario:

“Suposición posible o imposible para sacar de ella una consecuencia”

Cuando hablamos de optimizar landing pages, la hipótesis de este test es el supuesto base sobre el que basas las variantes de tu test de optimización. Incluye dos cosas: lo que tu quieres cambiar en tu landing page y qué impacto tendrán estos cambios cuando los introduzcas.

“Creo que cambiando esto por esto otro afectaré de esta manera a mi página”

Una vez que lleves a cabo el test A/B podrás analizar hasta qué punto tus suposiciones fueron ciertas, si han tenido el efecto que esperabas, y, por último, entender en detalle el comportamiento de tu público objetivo.

Formular previamente una hipótesis antes de realizar el test te ayudará a analizar en detalle tus suposiciones y evaluar su probabilidad de afectar de veras en las decisiones y acciones que tomes en el futuro.

A largo plazo puede ahorrarte un montón de tiempo y dinero y te ayudará a alcanzar mejores resultados.

¿Por qué hacer el test?

Para formular la hipótesis del test, necesitas saber cuál es tu objetivo de conversión y qué problema quieres solucionar llevando a cabo el test.

Por eso, antes de empezar a trabajar en la hipótesis, tienes que hacer dos cosas:

  1. Determinar tu objetivo de conversión
  2. Identificar el problema y formular el planteamiento del mismo

Una vez que sepas cuál es tu objetivo puedes empezar a formular tu hipótesis del test.

Los dos elementos esenciales de la hipótesis del test A/B

Una hipótesis del test consiste en dos cosas:

  1. Una solución propuesta
  2. Los resultados previstos tras aplicar la solución

Veamos un ejemplo real.

A/B-Test Hypothese - Ebook

He creado una landing page en la que ofrezco un ebook gratis a los lectores de mi blog. Como yanqui de los test que soy, siempre estoy experimentando con mi landing page para conseguir información de primera mano y optimizar la conversión.

Según los datos que recogí en cuestionarios y a través de clientes entrevistados, mi público objetivo son profesionales que no tienen mucho tiempo libre para leer ebooks, por lo que el tiempo que es necesario dedicarle a mi libro podría constituir una barrera de atracción hacia el producto.

  • Objetivo de conversión: descargas de ebooks
  • Planteamiento del problema: “Mi público objetivo está ocupado, y el tiempo que necesitan invertir para leer el ebook puede ser una barrera que les impide descargárselo”

Con el objetivo de conversión y el planteamiento del problema establecidos, es el momento de formular una hipótesis para solucionar el problema que planteamos.

El hecho es que es posible leer el ebook entero en tan sólo 25 minutos, y mi hipótesis es que puedo motivar a más usuarios a descargarse el ebook si explícitamente comunico este hecho.

Además, los datos recogidos por un programa de eye-tracking (seguimiento de ojos) sugieren que las primeras palabras de la primera lista de puntos de la página atraen inmediatamente la atención de los lectores. Por tanto, desarrollando mi hipótesis, podría decir que el primer punto de la lista sería el mejor lugar para comunicar el problema de la falta de tiempo.

Juntando la solución propuesta y los resultados esperados, llego a la siguiente hipótesis:

“Cambiando la frase del primer punto de la lista para que aparezca allí directamente el tema del tiempo, puedo motivar a más usuarios a que se descarguen el ebook”

Con todo esto organizado, ahora solo tengo que continuar y escribir el nuevo párrafo para el primer punto de la lista.

A/B-Test Hypothese - Treatment

Es importante recordar que hasta que no pongas a prueba tu hipótesis, no se tratará más que de una simple hipótesis. Necesitas datos fiables para demostrar la validez de la misma.

Para saber si mi hipótesis funciona, voy a llevar a cabo un test A/B con el párrafo cambiado en el primer punto como mi única variable.

A/B-Test Hypothese - Ergebnis

Como los datos claramente muestran, mi hipótesis se cumple y puedo concluir que abordando el problema del tiempo en el primer punto de mi lista consigo atraer a más visitas para que se descarguen el libro.

Mejores datos = mejor hipótesis

Trabajar con hipótesis te permite optimizar tu página con datos más sólidos que simplemente adivinando ideas confusas sobre qué le puede estar pasando a tu web.

Pero recuerda que estas hipótesis para que sean sólidas deben ser soluciones a un problema real formuladas a partir de datos racionales – y no una conjetura arbitraria. En cuantos más datos e investigaciones bases tu hipótesis, mejor resultado te dará.

Google Analytics, entrevistas a clientes, encuestas, mapas de calor (heat maps) son sólo unos cuantos ejemplos que te ayudarán a conseguir información muy válida y detallada sobre tu público objetivo, cómo interactúan con tu landing page y qué les motiva para hacer clic a tu botón de call to action.

¿Cuáles han sido tus peores o mejores hipótesis del test A/B?

Acerca de Michael Aagaard
Michael Aagaard es el Consultor Senior en Optimizar Conversiones en ContentVerve. Cuando no está contando historias sobre CRO (Optimización del Ratio de Conversión) como orador internacional, pasa el tiempo ayudando a clientes a mejorar sus ratios de conversión en la maravillosa Copenhague. Síguelo en Google +, Twitter o consigue su nuevo ebook: Los 7 principios universales de la conversión (sólo en inglés)
» Más posts por