¿Cuándo utilizar una landing page?

Debes usar una landing page para cada campaña de marketing digital que lances (¡como mínimo!)

Esto es debes usar landing pages para campañas de AdWords, para campañas de Facebook Ads, campañas de email marketing, para campañas de retargeting (aquí son especialmente valiosas), y para cualquier campaña de marketing directo que quieras realizar.

Tal vez vendes muchos productos distintos o tal vez estás preparando ofertas promocionales para grupos de usuarios en distintos segmentos. En ambos casos, a tu página web le resultará muy difícil diferenciar los distintos mensajes de manera efectiva y no dirigirá a los visitantes hacia lo que están buscando (la era de la automatización de la conversión está por llegar).

El estilo y la efectividad de tus campañas de inbound marketing también variará según la procedencia del usuario, según los canales: orgánico, por correo electrónico, PPC, medios sociales, banners de pantalla, etc. Por eso, te interesa ofrecer una experiencia relevante y exclusiva para cada punto de entrada de tu embudo.

Ofertas promocionales segmentadas

Las landing pages para promociones de producto son muy habituales. Puede que necesites comunicar descuentos u otro tipo de mensajes a distintos tipos de clientes.

Por ejemplo: aquellos que se han registrado, pero nunca se han suscrito a tu modelo de suscripción de pago vs aquellos que han accedido ya a tu plan superior. En tales casos, la forma más sencilla de comunicarte con cada grupo es utilizando landing pages independientes a las que dirigirlos. ¿Por qué? Porque te permiten redactar un mensaje privado y personalizado, que no interfiere con el propósito general de tu página principal.

No todas las promociones están hechas para todo el mundo, ¿verdad?

Landing pages para múltiples productos

La publicidad de un producto suele llegar a uno de los siguientes tres espacios:

  • la página principal,
  • la página del producto o servicio
  • o la página del carrito de la compra.

Entre estas tres opciones, la página del producto es la mejor puesto que ha sido diseñada para proporcionar toda la información que el usuario necesita para tomar una decisión de compra informada.

Sin embargo, todavía existe la opción y la probabilidad de que el visitante se aleje del camino que le hemos trazado al ser distraído por la navegación principal de la página.

Tal vez acaben por comprar algo más…

Después de todo, una venta es una venta, ¿cierto? No, eso falso.

Si tu objetivo es diseñar una campaña de marketing eficaz, tu gran prioridad debe ser rendir cuentas basándote en las métricas obtenidas.
Con una landing page independiente tu embudo de ventas se simplifica muchísimo:

Esquema básico de uso de landing page

Anuncio >> landing page >> Carrito

Si tu tasa de conversión no es la que esperabas, puedes centrar tu atención en ajustar la concordancia de tus mensajes y probar el diseño y el contenido de tu landing.

Si estás dirigiendo el tráfico a través de tu web principal, puedes llegar a tener de 1 a más de 100 páginas en la parte central del embudo, lo cual hace muy difícil poder averiguar dónde está ocurriendo el problema.

Segmentación y optimización de la fuente de tráfico

El cliente potencial que te llega a través de un tweet de 140 caracteres apenas ha tenido oportunidad de escuchar tu mensaje y tu tono de voz, y requerirá mucho más detalle para seguir su progreso por el embudo.

Por otro lado, la persona que te llega tras haber leído los tres o cuatro párrafos de un correo electrónico, puede que requiera mucho menos detalle para seguir su camino por tu embudo de compra.

Es importante que utilices landing pages -páginas de destino- independientes para cada fuente de tráfico entrante. La concordancia en el mensaje será más fácil de controlar y ajustar: el tráfico de redes sociales puede tener un icono asociado a la página para reforzar el mensaje de marca, y el tráfico de afiliados o socios puede ser co-branded.

Mira esta landing page con nuestros amigos de Doppler Email Marketing.

La medición es mucho más fácil con landing pages independientes. Otro beneficio importante de la segmentación de tu tráfico al separar las landing pages es la capacidad de medición que desarrollas. Sí, desde luego, puedes utilizar un paquete de análisis para mostrar que tu tráfico proveniente de las redes sociales supera al del correo electrónico cuando lo diriges a tu página principal.

Pero, ¿qué sucede si necesitas mejorar el rendimiento de tu campaña de correo electrónico sin afectar a las redes sociales o las conversiones de PPC?

Al cambiar una página de destino que consume todo el tráfico entrante, inevitablemente afectará la tasa de conversión de todas las fuentes.
Mala idea.