• Guia Google AdWords paso a paso
  • CATEGORÍAS

    20 consejos prácticos para que tú mismo puedas optimizar la conversión de tu sitio web

    ¿Quieres optimizar la conversión de tu sitio web y no sabes por dónde empezar?

    Aquí te doy 20 consejos prácticos que te puedan dar ideas de qué cambios hacer para optimizar la conversión de tu sitio web. Cada uno de estos puntos está organizado de un modo muy sencillo:

    • Pregunta que debes hacerte en cada punto
    • Pistas para que encuentres tú mismo/a la solución y puedas optimizar tu web.

    Este artículo va directo a hacerte pensar y reflexionar para luego, llevar a cabo acciones.

    1 – Interioriza las necesidades del usuario

    ¿Usas las palabras que usarían tus distintos tipos de usuarios? Comprueba si tus páginas de entrada más importantes se adaptan a las preferencias de sus usuarios.

    ¿Llegan por términos de búsqueda más emocionales o más racionales? Adapta los contenidos de cada página a los arquetipos que llegan ahí.

    Utiliza Google Search Console para saber con qué palabras (queries) te están encontrando

    ¿Cómo navegan los usuarios en tu website? Proporciona un enlazado interno en el propio contenido central de la página que esté dirigido a satisfacer las necesidades del arquetipo concreto. Cada clic en un enlace representa una pregunta de la que esperan respuesta

    2 – Potencia tu propuesta de valor

    ¿Por qué debo comprar aquí y no en otro lugar? Si dispones de una buena estrategia CRO, tu web o las páginas y anuncios de tus campañas deben responder a esta pregunta de forma muy clara. Esta frase es la propuesta de valor, una frase que debe ser capaz de crear inmediatamente una sensación de deseo, emoción y excitación.

    Haz un listado de las propuestas de valor de tus principales competidores y compáralas con la de tu sitio web. ¿Es corta? ¿Es memorable? ¿Única? ¿Tiene algo de excitante? ¿Da un motivo de compra?

    Ahora ya puedes pensar en reformular la propuesta de valor de tu negocio. Como puedes imaginar, este ejercicio también es muy útil cuando planteas anuncios publicitarios.

    guia de copywriting para convertir más en landing pages

    3 – Reduce la complejidad de la venta

    Estamos en el mundo online, web, etc. como quieras llamarlo. Pero en el hecho/acción de comprar hay unas reglas/hábitos/puntos críticos que complican que se cierre una venta sea dentro o fuera del ciberespacio.

    Algunos factores de la situación complican que podamos cerrar una venta. Podemos ver estos factores en un complexograma:

    • Necesidad: Una compra puntual que no requiera un mantenimiento es más fácil. Comprarse un coche o una casa, implica muchas más cosas. Esto se soluciona creando páginas con la información que pueda responder a sus preguntas y luego enlazarlas.
    • Riesgo: Hay compras en que se hay miedo a perder mucho más de lo que se gana. Podemos tener miedo de pérdidas financieras, de salud, de seguridad, de reputación, etc. Esto se soluciona añadiendo mensajes y elementos que den confianza y garantías.
    • Conocimiento: Hay productos o servicios muy complejos de explicar. Sobretodo son productos o servicios muy técnicos o especializados. Proporciona materiales formativos y de ayuda.
    • Consenso: La decisión puede ser individual o puede requerir un consenso. El proceso de decisión puede ser complejo y se debe tener en cuenta los pasos que puede implicar. Piensa que pueden ser personas distintas quién va a usar unbounce, quien va a contratar unbounce.

    Para aplicarlo para tu negocio Imagínate el peor de los casos que pueda ocurrir al llegar un usuario nuevo en las fases iniciales de investigación. Este será un usuario que no está preparado para comprar. Esta es una situación que implica una relación a largo plazo y en la que puede tener miedo a perder a largo plazo. Además, vendes un producto complejo del que necesita informarse muy bien. Él no será el único que decidirá, deberá convencerse y convencer a su jefe.

    • ¿Qué preguntas hará?
    • ¿Tu sitio web responde a esas preguntas?

    Ponte a ello :)

    4 – Clasifica tus productos de forma intuitiva

    Elige 3 o 4 productos distintos de tu sitio web. Piensa todas las posibles maneras en que podrían encontrar cada uno. Esto conformará tu arquitectura de la información ¿Tu sitio web contempla estos criterios? Por ejemplo, imagina que sólo tienes la foto del producto y no conoces el nombre. ¿Qué criterios usarás para encontrarlo?

    Una categoría es un punto de referencia para tus distintos visitantes y debe ser una buena puerta de entrada que distribuya el tráfico.

    Debe guiar tanto a usuarios que no saben lo que quieren como a aquellos sí lo saben.

    Aquí unos consejos:

    • Crea guías de compra. Puede ser un PDF descargable o una ayuda contextual con una pestaña, desplegable o enlace a un artículo con más información.
    • Explica los filtros con una ayuda contextual.
    • Usa nombres de filtro que sean comprensibles desde el punto de vista del consumidor en vez de usar nombres de filtro desde el punto de vista del fabricante.

    Sobre los filtros, un ejemplo. Imagina tener que buscar unas calderas por su potencia en Kw o poder seleccionar las calderas recomendadas según la superficie de mi casa.

    5 – Facilita el uso de tu sitio web

    El desarrollador de nuestro sitio web no es nuestro usuario. Un desarrollador podría tener suficiente con que el sitio web ya funcione. Para el usuario esto no es suficiente.

    En una web usable, el usuario debe ser capaz de interactuar con éxito en tu sitio web. No se debe encontrar con obstáculos en su camino.

    Nos tenemos que preocupar de tener un sitio web intuitivo. Si un usuario tiene intención de hacer algo, que pueda hacerlo sin pensar.

    Busca el punto más complejo de tu web-como por ejemplo el checkout en un ecommerce o el formulario de solicitud de inscripción a un curso- y ponte en la piel de un usuario inexperto. Compara ese mismo punto con el mismo pero en la web de tus principales competidores. ¿Quién resuelve mejor la situación? Aplica lo aprendido mejorando ese proceso.

    6 – Usa un diseño atractivo

    La imagen de tu sitio web dice mucho de tu negocio.

    En internet, la imagen que da tu sitio web es la imagen de tu negocio. Es tu escaparate en la red. Debes asegurarte que el diseño visual de tu sitio web representa lo que realmente quieres que represente tu negocio, tu branding.

    ¿Qué elementos no representan la imagen que quieres dar de tu negocio? Elimínalos.

    7 – Escribe unos contenidos más relevantes

    Pónte en la piel de los usuarios que usan el buscador interno de tu sitio web.

    ¿Qué términos de búsqueda usan en tu buscador interno? Haz la búsqueda en google de los mismos términos y piensa objetivamente si el resultado es el que te esperabas desde el punto de vista del usuario. Ajusta los contenidos y lo que sea necesario para que sean más relevantes tal como hacen los algoritmos de google.

    El marketing de contenidos te ayuda a crear contenidos para cada fase del customer journey.

    8 – Simplifica con un diseño más claro

    Los distintos elementos de una página compiten por la posición y el espacio que ocupan. Todos reclaman atención con más o menos contraste de colores, texturas, tipografías o formas.

    Podemos imaginarnos la distribución de ellos como en el juego de la “Batalla naval”. Para evaluar su claridad podemos usar herramientas de predicción de la atención o mapas de calor construidos a partir de patrones de movimiento del ratón.

    Pon en práctica:Haz un listado de todos los elementos clicables sin hacer scroll.

    • ¿Qué importancia para el negocio tiene cada una de las acciones?
    • ¿Su fuerza visual representa su importancia?

    Ajusta los elementos acorde a ello.

    Recuerda de proporcionar también acciones secundarias adicionales para aquellos que no estén preparados para comparar en ese momento.

    9 – Asegura un checkout en carrito de compra fiable

    Tus propios clientes son una gran fuente de información para mejorar los procesos de finalización de compra. Pregúntales y aprende de ellos.

    Algunas preguntas:

    • ¿Qué métodos de pago tiene disponible tu competencia?
    • ¿Los usuarios lo usan y les funciona?
    • ¿Cuánto dicen que tardan en contestar a una solicitud tus competidores?
    • ¿Y cuánto tardan realmente?
    • ¿Contestan lo que se espera que contesten?

    Con esta información y valorando el uso de buenas prácticas, estoy convencido que podrás tener un proceso de finalización de compra mucho más fiable.

    10- Incluye herramientas útiles para el visitante

    Hay módulos, plugins o addons que pueden resultar muy útiles para mejorar la experiencia de compra.

    Por ejemplo, probadores virtuales, guías interactivas, listas de favoritos, asistentes de compra, visualización 3d, vídeos, buscador con autocompletado, calculadoras, demos, miniaturas, looks, zoom, rotación, selectores inteligentes de talla, recomendadores, carritos abandonados, guardar para luego, alertas de bajada de precio, comparadores, etc.

    Haz un listado con las herramientas que usa la competencia y valora su utilidad para ver si se puede mejorar la experiencia de compra con ellas. Pero atención, evita incluir aquellas que al final resulta que no mejoran la experiencia de compra sino que lo que hacen es complicarla.

    11 – Prevén los errores y evita que sean irrecuperables

    Una de las 10 heurísticas de la usabilidad más famosas trata de la prevención de errores.

    Comprueba que los mensajes de error respeten al usuario y lo ayuden a recuperarse. Sobretodo, cuida los mensajes en las páginas de error o páginas no encontradas. Como te puedes imaginar, la competencia ya lo está haciendo.

    💥 PRO TIP💥  Pon datos incorrectos en los formularios hasta hacerlo estallar. No debería petar ni intentándolo intencionadamente.

    12 – Realiza una maquetación tecnológicamente robusta

    Un sitio web debería estar preparado ser usado en todos los navegadores que usan tus clientes. Tu sitio web puede ser accedido desde tablet, móvil o ordenador por lo que el tamaño de letra y la distribución de los elementos debería ser flexible.

    ¿Cuándo fue la última vez que revisaste esto? Si en el último trimestre has hecho cambios en tu sitio web y aún no lo has revisado, te aconsejo volver a revisarlo.

    Seguramente no habrás comprado todos los dispositivos que tienen tus clientes, puedes usar servicios de verificación para comprobar el funcionamiento desde distintos dispositivos.

    13 – Presenta tus productos de forma más persuasiva

    Haz pantallazos de las páginas de producto de tus productos más importantes. Luego, para tus competidores principales, haz lo mismo para estos productos.

    ¿Qué presentación es mejor? 

    ¿Por qué?

    Pregúntale a tus clientes o clientes potenciales. Tu tendrás una perspectiva interna subjetiva, es mejor obtener una versión externa más objetiva.

    Ten presente que un tipo de producto es distinto de otro. Muchos e-commerce tienen una única plantilla para todas las fichas de producto. Personaliza las fichas de producto según la tipología de producto.

    14 – Tiempo de carga menor que tu competencia

    La velocidad de tu sitio web depende de la percepción del usuario. Tu sitio es rápido o lento en comparación con tus competidores.

    En WebPagetest puedes obtener un vídeo con el proceso de carga de tu sitio web y el de los competidores (pestaña Visual Comparison) ¿Qué mejor que un vídeo para convencer a IT de qué tenemos que mejorar en velocidad al sitio web de la competencia?

    En Google Chrome puedes simular un teléfono móvil con tarifa de datos agotada. Pruébalo y desespérate.

    Sea como sea, al final debemos valorar un equilibrio entre el atractivo y la velocidad. Una opción es dejar que el servidor pueda cargar recursos según el dispositivo. Se trataría que en móviles no se carguen todos los ficheros que carga la versión para escritorio.

    15 – Construye desde la perspectiva de comprador

    Haz un listado con tus top keywords.

    Pregúntate:

    • ¿Qué acción final que deseo que hagan los usuarios que entran por esa búsqueda?
    • ¿Cómo debería ser la página anterior al mensaje de confirmación? Imagina que no llegaron a convertir.
    • ¿Qué es lo que pudo pasar para que abandonaran el proceso de compra?

    Este proceso ayuda a pensar desde la perspectiva del comprador y no desde nuestra perspectiva de vendedor.

    Esto es cómo trabajar al revés. Desde la página de confirmación hacia atrás.

    16 – Genera confianza en tus usuarios

    Compara tu página de quiénes somos con la páginas de quiénes somos de la competencia.

    Puntúa del 1-10 tu percepción sobre su competencia, confianza, utilidad y calidad de contenidos, datos de contacto, etc (dirección física, teléfono, horario, nombre y apellidos).

    No se trata de decir que eres de confianza, se trata de demostrar que lo eres y que lo digan ellos si se les pregunta. ¡Ah! Y que lo puedan verificar.

    17 – Que cada click sea un paso en la selección de productos

    Para cada página piensa

    • ¿Qué tipos de usuarios visualizan esta página?
    • ¿Qué necesidades tienen?
    • ¿Ofrecemos lo que esperan?
    • ¿Proporcionamos la información que necesitan para seguir adelante?

    Este camino ayuda a los usuarios a llegar hasta los productos o servicios que estaban buscando.

    18 – Añade enlaces en la zona central de tus landing pages

    Es demasiado habitual ver landing pages sin incluir enlaces para ampliar información. Cuando un producto o servicio es complejo, esto no funciona para los usuarios que aún se están informando y no están preparados para comprar.

    No obstante, puedes utilizar lightboxes (en español: ventanas modales emergentes) para liberar de texto la página al mismo tiempo que ahorras que tengan que ir a buscar información en otra.

    Dicho esto, al incluir enlaces asegúrate de que tengan el orden que les corresponde por su importancia para el negocio. ¿Qué valor económico o de ingresos genera cada enlace? Con este dato, reordena los enlaces teniendo en cuenta su importancia.

    Por ejemplo, la home, las categorías, las fichas de producto y las páginas importantes deberían tener una llamada a la acción principal en la zona central de la página y otros enlaces secundarios que no compitan con este.

    Evita tener llamadas a la acción principales en la cabecera o en los laterales.

    19 – Prueba a añadir productos relacionados

    En ecommerce tenemos varios tipos de productos relacionados:

    • Con los up-sells en las fichas de producto, se muestran aquellos productos similares que puedan ser más atractivos para el negocio. Suelen ser productos sustitutivos algo más caros y con mejor ratios de conversión. Por ejemplo, si estás comprando un portátil de 299€ puedes sugerir un portátil de 699€ con mejores prestaciones.
    • En los cross-sells se sugieren ofertas relevantes a los productos que se están comprando. Por ejemplo, cuando compras un billete de avión, te suelen sugerir que contrates un seguro de viaje.

    En definitiva, con un algoritmo automatizado que analice las ventas realizadas y que asigne de forma inteligente las relaciones de productos, podrás incrementar el importe medio de tus pedidos.

    Alguna solución rápida puede ser: ¿plugins para WooCommerce? ¿addons prestashop para ello?

    20 – Facilita una llamada a la acción principal potente

    ¿Qué llamada a la acción usas en tu ficha de producto? Utiliza un verbo imperativo, asegúrate que sea visible, comprueba su forma, mira si parece clickable sin pasar por encima, incluye un beneficio si aún no lo hace.

    Ten siempre presente que un botón no es sólo un botón.

    Un botón tiene texto, forma, colores, texturas, estilos, iconos, tamaño, legibilidad, posición…

    Por otro lado, asegúrate que todas las páginas de tu sitio web incluyan un enlace a los formularios del proceso de compra o de solicitud de información.

    Ahora te toca a ti: prueba alguna de estas ideas

    Ok. Si te has planteado todos los puntos anteriores, ya tienes muchas ideas de optimización.

    Si ves claramente que es un error, corrígelo y asegúrate que el cambio haya resuelto el problema.

    En otro caso, si es una posible mejora, plantea un test A/B con una herramienta de testing (VWO, Convert Experiments, etc). Al final del test, habrás validado si realmente este cambio ha resultado en una mejora con un efecto positivo en los resultados de tu negocio.

    Para terminar, sólo decir que la mejor manera de tener buenas ideas es tener muchas ideas.

    Una buena cultura de datos incluye la accionabilidad de los datos. Así que, sobretodo, aprovecha y prioriza las buenas ideas. En eso, cuando más experiencia vayas teniendo, mejor resultados tendrás.

    Acerca de Jordi Rosell
    CRO & Digital Analytics en TheDIAR.com. Empezó su carrera profesional como analista, administrador y arquitecto de sistemas. Posteriormente ha ido desarrollando su carrera profesional como consultor de marketing online para diversas agencias y en los últimos años como consultor independiente de CRO. Es profesor y conferenciante en analítica web y e-commerce.
    » Más posts por Jordi Rosell